lunes, 17 de septiembre de 2012

SINGAPORE

SINGAPORE, una ciudad, un estado, un país... situada en el extremo sur de la Península Malaya y con una población de 4,2 millones de habitantes es de obligada visita si vas de camino a Malasia. Repleta de enormes edificios, parques, centros comerciales e inmensos hoteles de lujo que te ofrecen un impresionante "Skyline" de la moderna ciudad.
Hay cuatro idiomas oficiales, el inglés, el chino (Mandarín), el Malayo y el tamil, pero el Inglés es la lengua predominante. No dejó de chocarme el hecho de ver a la mayoría de los asiáticos, dejando de lado la lenguas orientales y comunicándose entre ellos mediante un inglés realmente fluido y fácil de entender. Obtuvo su independencia del Reino Unido en 1965, de ahí que la lengua británica esté muy presente en su alegre ciudadanía. La esencia de la cultura de Singapore es la diversidad.
En Singapur hay una gran mezcla de culturas. Malayos, Chinos, Indios... y en el país existen diez religiones distintas. Las principales son el Budismo, Cristianismo, Hinduismo, Taoísmo y el Islam. Su clima es sofocante, recordándome a las elevadas temperaturas de Brasil, pero quizás con menos humedad que en el país carioca.
Alojados en pleno corazón de CHINATOWN, pude disfrutar del bullicio de las coloridas calles llenas de vida, adornadas de rojos farolillos y poblada de restaurantes donde comer unos auténticos Nuddles (fideos) con gambas frescas, y una fría cerveza "Tiger", es hacer algo casi inexcusable para sentirte parte de ellos.
Al día siguiente nos dirigimos al centro. Nada tiene que ver con Chinatown o Litlle India (Barrio indio), más bien parece otro lugar totalmente opuesto. Sus altos edificios modernistas me recordaron al centro financiero de Sao Paulo, sin embargo, su modernidad es aplastante y supera con creces a la metropolis Paulista. Extraordinaria vista desde lo alto del Hotel mas famoso de la ciudad (Marina Bay Sands). Según dicen, el hotel de 5 estrellas marcó un antes y un después en la arquitectura a nivel mundial. La planta 57, donde se encuentra un parque, una discoteca y una fantástica piscina, te ofrece el mejor Skyline de SINGAPORE. A unos 200 metros de altura y con el día claro, puede observarse la monumental urbe desde todos sus ángulos. ¡¡¡CONMOVEDOR!!!

Tras ese largo paseo por el "Finantial District" y con dolor cervical de tanto mirar hacia arriba cogimos el vanguardista metro. El metro es un sistema realmente cómodo para moverse por la ciudad. Si vas a recorrer dos paradas, pagas por esas dos paradas. Si son cinco pagas un poco mas. No es como en Barcelona o Madrid, que inexplicablemente paga el mismo importe la persona que baja en la siguiente parada que la que recorre toda la línea. 
Transitar por Orchard Road para hacer algo de "shopping" es otra opción interesante. Repleta de centros comerciales, hoteles exclusivos y algunas de las mejores tiendas de ropa de la ciudad, también de electrónica y sobre todo de caros relojes. Sin duda es la elección estrella para los compradores compulsivos.
SINGAPORE desde las alturas

lunes, 3 de septiembre de 2012

SINGAPORE

06:00 de la mañana. Los cantos musulmanes del Coran procedentes del templo de las mil luces situado a 20 metros de nuestro Hostel, junto con los evidentes síntomas de Jetlag, hacen que mis ojos se abran y no quieran volver a cerrarse. Se niegan a seguir en la oscuridad porque mi mente les hace imaginar lo que nos espera allá fuera. No quiero seguir soñando... Quiero ver esa nueva ciudad que ahora despierta lentamente con los ojos bien abiertos. La emoción me invade y cansado de mirar el techo blanco, salto de la litera y me preparo para salir. Comienza un nuevo día en una ciudad por descubrir. Me imagino como será ese primer día de nuestra gran aventura mientras despierto a Marta de su letargo. Miro tras la ventana mientras me visto. Pocos coches transitan la conocida avenida Pagoda. Sin embargo ya hay gente en frente del templo despojándose de sus zapatos y entrando para realizar sus primeras oraciones. Se acerca un motorista al templo, frena.. y subido en ella invoca a su Dios mientras mueve su cabeza con el casco puesto. Es genial poder presenciar todo ese espectáculo desde arriba, tras las cortinas de mi habitación. ¿Que pasará cuando salgamos a la calle? A los pocos minutos el motorista reanuda la marcha con la conciencia tranquila tras sus rezos. -Bajamos a desayunar, Marta? -le propongo a mi hermana.-De acuerdo, pero volveremos a la habitación al mediodía? Cuanto dinero cogemos? -me pregunta somnolienta. -Lo suficiente para pasar todo el día. No volveremos hasta la noche! BAJEMOS YA A SINGAPORE!!!

jueves, 12 de julio de 2012

SUDESTE ASIÁTICO

     Colombia me sorprendió mucho más de lo que esperaba. Antes de partir, la gente me cuestionaba con  mirada asustada, qué era lo que me impulsaba a visitar aquel lugar. Sin embargo, nunca supe que decirles... Solo sabía que debía ir, quizás dejándome guiar por la cantidad de señales que apuntaban hacia allí. Una vez en el país supe con certeza de el porqué de mi paso por tierras colombianas. Ciudades como Bogotá, Cartagena, Medellin, Barranquilla, Cali, San Andrés... todas ellas con sus fabulosas gentes y sus curiosas costumbres, me aportaron inmemorables anécdotas haciéndome reflexionar acerca de mi vida en España y ese nuevo entorno en el que ahora me encontraba. Algo parecido a lo que sucedió en Brasil, pero de distinta forma... Inevitablemente, debido al idioma, tuve un contacto más directo con la gente, que en mi aventura con Juan recorriendo el país Carioca.
      Y ahora... tras un año y cuatro meses de mi última Gran Aventura, hay algo... como una fuerza dentro de mí, que va creciendo con los días y me impulsa a seguir viajando de nuevo.
      Después de un largo tiempo pisando Sudamérica, y a pesar de que todavía me quedan algunos prometedores países por explorar allí, creo sin duda, que es el momento de dar el salto hacia otro continente.

    China siempre fue una de mis prioridades. Podría visitar Pekin, Shangai, Hong Kong, pero a buen seguro me perdería el adentrarme de lleno en la auténtica CHINA. Lamentablemente el poco tiempo del que dispongo para realizar este viaje me dejaría a las puertas de conocer al detalle la vida rural de las pequeñas villas del interior. Y eso es algo que jamás podría perdonarme.

     Así que finalmente decidí dejarlo para más adelante. El "Gigante Asiático" merece la pena conocerlo al detalle...

     Siendo plenamente consciente de que esta vez todo apunta hacia el mayor continente del planeta,  creo que ha llegado la hora de comenzar a descubrir poco a poco el Sudeste Asiático.

miércoles, 21 de diciembre de 2011


     El viaje no acaba nunca...
Cuando el viajero se sentó en la arena de la playa y dijo: “No hay nada más que ver”, sabía que no era así. El fin del viaje es simplemente el comienzo de otro.
Es preciso recomenzar el viaje. Siempre.

viernes, 29 de abril de 2011

BARRANQUILLA

Barranquilla es la capital del departamento Atlántico. Su nombre hace referencia a las pequeñas barracas que se formaron alrededor del río Magdalena, donde comenzó a formarse la ciudad. Alojados en la mejor zona de "Quilla" la zona Norte, pudimos disfrutar de sus mejores avenidas y centros comerciales (Buena vista). Merece la pena realizar una excursión de todo el día desplazándose hasta Santa Marta,pasando por la playa de Rodadero, Playa Blanca y llegar hasta Taganga. Nuestro enlace taxista, se encargó de llevarnos mediante una embarcación a una playa privada donde pudimos bañarnos y comer pescado fresco.
Aunque no es recomendable visitarlo sólo,también es de especial interés un pequeño municipio del Atlántico denominado Puerto Colombia, donde puedes apreciar la singularidad de sus habitantes e incluso con algo de suerte alguna pelea entre mujeres. Un lugar realmente auténtico, que debe visitarse en grupo y preferiblemente de día.
Santa Verónica y Puerto velero son otras opciones para pasar unas horas relajadas en el mar.
A pesar de no ser tan bonita como Cartagena (su ciudad vecina), Barranquilla es una ciudad interesante, conocida mundialmente por sus maravillosos Carnavales.

jueves, 28 de abril de 2011

CALI

En anteriores visitas a tierras colombianas, me dejé en el tintero el conocer otras ciudades importantes. Cali era una de ellas, así que decidí volver antes de saltar a otro país.
Santiago de Cali es la capital del Valle del Cauca y la tercera ciudad mas poblada de Colombia.
Nuestros tres dias allí no dieron para mucho, pero pudimos llevarnos una idea de como viven los caleños. Gente amable pero algo despreocupada, me recordó al caracter de la gente costeña, donde la palabra "rapidez" no figura en su diccionarios. La noche caleña es sin duda lo mejor de esta ciudad, que por algo la llaman "La Capital Mundial de la Salsa". Sus múltiples zonas de discotecas salseras por la zona de Menga y otros barrios lo corroboran y si tienes la suerte bailar con una chica caleña, te darás cuenta de que lo llevan en la sangre.
La ciudad es famosa por la cantidad de clínicas de renombre donde se realizan todo tipo de operaciones estéticas a bajo precio. Su comida es bastante floja, en general, como la de todo el país. Arepas, Fríjoles, frutas, etc.. lo mejor de todo sus carnes y sus pescados, y aunque nada que ver con la exquisitez de Brasil, se esfuerzan en complacer al cliente.
Como en anteriores ocasiones viajando por el país, no dejó de chocarnos que al pedir la cuenta en los restaurantes, casi obliguen a pagar una propina que supuestamente debería ser voluntaria.
Puedes no pagarla, aunque si no lo haces, lo último que recordarás ya afuera del local, será la mala cara del camarero.
Merece la pena subir al monte del Cristo Rey, simulando el famoso Monte de Cristo Corcovado de Rio de Janeiro en Brasil, donde tambien se puede observar una vista panoramica de la ciudad.
En definitiva, Cali es una interesante ciudad que aunque lo haga a ritmo caleño, progresa de manera inevitable.


jueves, 3 de marzo de 2011

San Andres Island III

San Andrés es ideal para disfrutar de unos días de relax. Merece la pena navegar hasta la isla Johnny Key y bucear por sus playas disfrutando de sus fondos coralinos, como también subir hasta la laguna y conocer con detalle como vive su gente y por último, pasar por el velero Galeón del histórico capitán Morgan.
Guardo un gran recuerdo de aquella maravillosa isla. Sus paradisíacas playas, fantásticos paisajes y sin duda, su amable gente, hacen de ella el lugar idílico vacacional de todos los colombianos.

Alineación al centro
Ni el accidente sufrido en el aeropuerto de la isla ocasionando su cierre justo 1 día antes de volver a casa, enturbió mi estancia allí. Yo diría que mas bien fué lo contrario. Pudimos disfrutar de un día más, con todos los gastos pagados. Para mí, de lo mejor de Colombia, junto con Medellin.